Jueves, 05 Noviembre 2015 03:44

Cubiertas para cocina

Valora este artículo
(0 votos)

Cualquier cocina, ya sea una para uso particular en el hogar o de tipo industrial, para restaurantes, hoteles y comedores, tienen que reunir ciertos requerimientos de higiene y seguridad. Aspectos como una buena iluminación, espacio suficiente para la preparación de alimentos y la manipulación de utensilios, y contar con el equipamiento y el mobiliario adecuado, son básicos para que una cocina funcione correctamente.

También es necesario que se le dé un mantenimiento periódico para prevenir riesgos ocasionados tanto por el mal funcionamiento de las instalaciones, como por problemas de higiene. La limpieza de un espacio como la cocina es fundamental, pues en ella se preparan y almacenan los alimentos. Por esta razón en las cubiertas de los muebles de cocina se utilizan materiales que sean fáciles de limpiar y resistentes a factores como el calor y la humedad.

El granito, por ser muy resistente, duradero y por su belleza inigualable, es uno de los materiales más utilizados en la fabricación de cubiertas para cocina, además de que es fácil de limpiar y muy versátil, de manera que puede adaptarse a cualquier tipo de decoración otorgándole un estilo único.

El granito es una roca ígnea plutónica, lo que quiere decir que se forma por el lento enfriamiento del magma bajo la superficie terrestre. Este tipo de roca básicamente está compuesta por cuarzo, feldespato y mica, lo que le da una alta dureza y la vuelve muy resistente a la abrasión. Se encuentra en la naturaleza en placas de diferentes dimensiones y puede cortarse y pulirse según las formas y tamaños requeridos dependiendo del uso que se le vaya a dar. Como es un material resistente al desgaste, a la corrosión y los esfuerzos de compresión, se le da un sinfín de usos, desde la fabricación de estructuras de soporte para muros de contención, puentes y carreteras, hasta la fabricación de piezas ornamentales y cubiertas para cocina.
Visto 362 veces
Más en esta categoría: Fabricantes de mármol »